Posiciones para trabajar en Marketing Digital 

En el mundo digital al igual que en el tradicional existen descripciones de puestos para cada área laboral.

Al evolucionar constantemente la tecnología y con ella las nuevas funcionalidades de las redes sociales, hay que conocer, cuáles son las funciones que realizan las diferentes profesiones dentro de este ámbito.

Por lo que investigaran a que se dedican las personas que trabajan en las siguientes posiciones, al final de su investigación escribirán en cuál de ellas les gustaría trabajar y por qué.

  1. Social Media Strategist:

El Social Media Strategist es quien diseña la estrategia global a seguir por la empresa en las Redes Sociales y establece un plan de acción, marcando las acciones que se llevarán a cabo los diferentes canales de comunicación, calendarizándolas y marcando los diferentes hitos que conducirán a alcanzar el objetivo final.

De esta forma, podemos decir que se trata del líder de la estrategia social.

Funciones de un Social Media Strategist

En su trabajo de implementación y seguimiento de la estrategia en redes sociales, el Social Media Strategist deberá desempeñar las siguientes funciones:

1-Establecer los objetivos: lo fundamental para empezar cualquier estrategia es plantear a dónde se quiere llegar con ella. Los objetivos marcan la meta y sin ellos la estrategia no tiene sentido. Los más comunes para casi cualquier empresa son aumentar su notoriedad dentro de su sector, asociar su marca a unos determinados valores y conocer a su público objetivo para poder desarrollar un crecimiento constante en su propuesta de valor.

2-Definir los KPI’s: así como los objetivos señalan la meta, los KPI’s medirán el rendimiento de las diferentes acciones que se van llevando a cabo. Indican en qué punto se encuentra la estrategia de cara a la consecución de los objetivos en cada una de sus etapas.

3-Plan de acción: una vez definidos los objetivos y KPI’s, el Social Media Strategist debe establecer un plan de acción donde se marcarán los pasos a seguir: diferentes fases que atravesará la estrategia, los canales que se van a utilizar para su difusión, recursos que se van a emplear y el ”timing” marcado en un calendario. Lo más importante aquí es definir el concepto que dará unidad y sentido a las diferentes acciones que se realicen. Así es como se empezará a crear una imagen de marca que diferencie a la empresa.

4-Supervisión del equipo de Community Management: ya que será el que realice el trabajo diario y el Social Media Strategist debe asegurarse de que se sigue el camino marcado.

5-Establecer presupuestos con los que se cuenta para sacar adelante las acciones que se han diseñado.

6-Monitorización del público objetivo y de la marca: el Social Media Strategist debe conocer las necesidades de su target para ofrecer una propuesta de valor notoria. Y para ello hay que escuchar lo que dicen estas personas en los diferentes canales de comunicación. Además, se debe escuchar también lo que se dice de la marca para detectar posibles crisis y reaccionar a tiempo.

7-Asesoramiento al departamento técnico.

8-Desarrollo de propuestas en forma de creatividades y soluciones tecnológicas que ayuden a mejorar la gestión.

9-Analítica de resultados: por último, debe analizar los resultados de las diferentes acciones que se han realizado, medir su eficacia y detectar posibles errores o debilidades para en el futuro mejorarlas.

Social Media Strategist

Habilidades importantes en un Social Media Strategist

Ya sabemos cuáles son las funciones que desempeña en una empresa. Pero ¿qué hay que hacer para ser un buen Social Media Strategist? ¿Qué habilidades y qué características se deben reunir?

A continuación, enumeramos las más importantes:

1-Ser una persona activa en las redes sociales: esto es esencial para un Social Media Strategist. Si no es activo en las redes sociales, no las conocerá como debe. No estará al tanto de las actualizaciones ni de todas las posibilidades que ofrecen y su labor en la empresa no será buena. Debe buscar y experimentar con las nuevas herramientas que van saliendo y buscar como implementarlas en su trabajo.

2-Conocer de las nuevas tendencias: debe ser curioso y mantenerse actualizado en el universo de las redes sociales de tal forma que sus estrategias de comunicación no se queden desfasadas.

3-Saber cómo llegar a una comunidad social: un buen Social Media Strategist sabe qué canales debe utilizar para llegar a los usuarios, atraerlos y fidelizarlos.

4-Alta capacidad analítica: con conocimiento de las herramientas, métricas e indicadores tanto en las redes sociales como en la web.

5-Liderazgo: un Social Media Strategist tiene un departamento a su cargo y debe ser capaz de guiar y coordinar y motivar a su equipo de tal manera que todos remen en la misma dirección.

6-Capacidad de negociación: todas las acciones que desarrolle y proponga llevarán un coste. Por ello debe saber negociar, especialmente si trabaja con clientes, y convencer de que serán rentables y reportarán un valor a la marca que devolverá con creces la inversión realizada.

¿Qué diferencias hay entre un Social Media Strategist y un Community Manager?

Para terminar, aunque ya lo hemos mencionado, vamos a aclarar las diferencias entre un Social Media Strategist y un Community Manager, ya que son perfiles que a menudo se confunden. En las propias empresas muchas veces sucede que El Social Media Strategist realiza funciones propias del Community Manager y viceversa, creando una especie de híbrido entre los dos perfiles que suele conllevar problemas de eficiencia.

Por ello vamos a diferenciarlos:

El Social Media Strategist es el cerebro de las operaciones. Él se ocupa de dar las instrucciones a seguir basadas en la estrategia, la calendarización de las acciones y los objetivos de la misma.

Por su parte, el Community Manager es quien lleva a cabo esas acciones. Es el especialista en dinamizar los mensajes que se envían a la audiencia, el que trata con el público objetivo ejerciendo de enlace entre él y la empresa.

De esta forma, ambos forman el equipo perfecto compenetrando sus funciones y habilidades, de planificación y de acción. Por este motivo es importante que las empresas que quieran llevar a cabo una estrategia de comunicación de calidad cuenten con ambas figuras.

  1. Content Curator

El content curator tiene el trabajo de buscar conocimientos, segmentarlos y asesorar a los clientes sobre la información que es más importante según el terreno en el que se desarrolle la empresa, para que posteriormente se pueda compartir en forma de información especializada y relevante, logrando así que la empresa se distinga de las demás. A continuación, tres definiciones de los expertos para el content curator y su labor; la curaduría de contenidos.

“Es el proceso de escoger la información más relevante para tus lectores en un tópico específico como lo haría un buen editor o el curador de un museo. La curaduría de contenidos requiere más que la selección de la información. Es el ensamblaje, categorización y presentación del mejor contenido disponible”, según define Heidi Cohen de Riverside Marketing Strategies.

Por otro lado, Ric Dragon, de Dragon Search Marketing, que ofrece servicios de consultoría y entrenamiento en el terreno de la mercadotecnia, y es autor de Social Marketology, dice que “cuando piensa en la curaduría de contenidos, piensa en hormigas, en como pasan pedacitos de información la una a la otra con bailes y toques de sus antenas. Una gran porción del social media y su comunicación es justo eso, gente compartiendo información con otros, generalmente sin comentarios propios. En este proceso la gente se define y se expresa mediante el acto de compartir. El acto de escoger una pieza de información para compartir en opuesto a otra es una pizca de expresividad del individuo, como si hubieran sido los autores originales”.

Michael Kolowich de KnowledgeVision define el trabajo como “una manera de ver el mundo a través de ojos expertos. Un buen curador selecciona de entre muchas fuentes con claridad, es consistente en el criterio de selección (lo más profundo, lo más original, divertido, último), y le agrega valor indexando, o con un comentario, le da el crédito a quien crédito merece, y comparte generosamente”.

El content curator puede mantener a tus consumidores enganchados a tus redes sociales o páginas web mediante una buena selección de información sobre lo más relevante, que se relacione directamente con el nicho en el que te desarrollas.

¿En qué consiste el trabajo del content curator? 4 funciones

Enrique Dans, profesor en la IEBS, explica en su sitio web que el content curator “consume contenido, lo filtra, lo recopila, lo comparte, y aprende a partir de las respuestas al mismo”, es decir, podríamos decir que su cometido es separar el grano de la paja, lo importante de lo banal y ofrecérselo a sus consumidores.

Son, básicamente, 4 las funciones del content curator, según proponen Javier Guallar y Javier Leiva, autores del libro “El content curator”. Ellos las denominan las 4S’s:

1.- Search (Buscar). Búsqueda de fuentes y monitorización (alertas, redes sociales…).

2.- Select (Seleccionar). Realizar una criba y escoger el contenido que sea realmente relevante.

3.- Sense Making (Caracterizar). Aplicarle un valor añadido (reelaboración, incluir sello distintivo).

4.- Share (Difundir). Publicar el contenido y escuchar los comentarios y sugerencias.

  1. Content Creator

“Content Creator”, o lo que es lo mismo: creador de contenidos.

En un mundo ideal, el Content Creator va unido al Content Manager. Ambas personas se dedican a la creación, gestión y coordinación del contenido digital generado para una empresa o marca. Siempre en base a una estrategia que se persigue alcanzar y con objetivos.

También habrás escuchado alguna vez la frase: “el contenido es el Rey” y en cierto modo es así. De ahí que la profesión del Content Creator sea tan importante hoy en día.

Las funciones del Content Creator/Manager son: Content Creator

  • Crear un calendario de contenidos, apoyado y en colaboración con el Community Manager.
  • Creación propia de esos contenidos.
  • Coordinación con el equipo para el desarrollo de esos contenidos
  • Colaboración en la estrategia de contenidos.
  • Optimización de los contenidos.
  • Es muy importante que se asegure de que el contenido creado es único y no copiado de ningún tercero.

Conocimientos de un Content Creator:

  • Dominio de la redacción y escritura para ser capaz de corregir todos los textos que se generen.
  • Sería bueno que tuviera dominio de los CMS al menos más utilizados como WordPress o Prestashop.
  • Nociones sobre diseño y manejo de programas como Photoshop o Illustrator también serán bienvenidos.
  • Muy importante que tenga conocimiento al menos básico sobre SEO ya que interesará que realice contenidos optimizados para los buscadores.
  • En el caso de la viralización de contenidos, sería bueno que tuviera conocimientos de Community Management o al menos cierto manejo de las redes sociales y analítica.

¿Es lo mismo un Content Creator que un Redactor o Copy?

Muchas veces, sobre todo aquellas personas más ajenas a la profesión, se confunden estas dos profesiones que poco tienen que ver y cuyas funciones son muy diferentes.

El redactor/copy, como su nombre indica, redacta los contenidos que le son indicados, pero NO decide qué contenidos deben publicarse.

El content manager/content creator, decide qué contenidos digitales se van a generar, sus formatos, cuándo se van a publicar, cómo se difunden, etc.

Es por ello por lo que el Content Manager/Creator debe tener unos conocimientos más amplios sobre todas las disciplinas del marketing digital y estar al tanto de todos los objetivos a cumplir.

  1. Community Manager:

El origen del Community manager como profesión

La aparición de las tecnologías web 2.0 abrió un campo inmenso para la participación del público en los contenidos ofrecidos por las empresas.

Ya no se trataba de comunicar en una única dirección y donde la audiencia tenía un papel pasivo. Se creaba por primera vez la posibilidad de un diálogo con efectos positivos para la marca. Pero también tenía la capacidad de perjudicarla si se cometían errores graves.

Muchas empresas ya conocían la importancia de la comunicación para la promoción de marca. Los gabinetes de prensa eran secciones de las empresas donde trabajaban normalmente periodistas.

Ellos llevaban un poco el día a día de la imagen pública de la empresa: presentaciones, eventos, apariciones públicas, notas de prensa, etc.

La irrupción de los foros, los blogs y las redes sociales llevó a algunos gabinetes de prensa a especializarse en el contacto por la red con público interesado y clientes.

Era una función fundamentalmente operativa y comunicativa. La información suministrada por la dirección de la empresa formaba aún la materia prima fundamental con la que se establecía ese diálogo.

El Community manager se encarga así, por primera vez, de materializar la opinión de la firma empresarial por redes con clientes y la sociedad.

Las funciones específicas de cada ámbito profesional

Tareas y funciones del Community manager

Es un experto en comunicación. Conoce y trabaja los contenidos informativos siguiendo las directrices de la empresa. Se ocupa de la redacción y mantenimiento de blogs, redes sociales y los medios en línea.

Mantiene un calendario de publicaciones y es responsable de la redacción de las respuestas que contengan la opinión del consejo de administración y gerencia ejecutiva la empresa.

Sigue las directrices del social media manager para posicionar y ganar cuota de mercado en redes sociales.

Aplica las políticas de imagen pública aprobadas por la dirección. Representa a la empresa en actos públicos tanto en modo presencial como en videoconferencias.

  1. Social Media Manager:

El origen del social media manager

La intensificación del papel de las redes sociales para posicionar una marca en el mercado exigía nuevas especialidades.

La labor operativa diaria mantenida por el Community manager no era suficiente. La especialización en determinadas redes sociales pedía un profesional con un perfil mucho más analítico. Sería especialista en las tecnologías que envuelven a cada red social, capaz de extraer e interpretar datos.

De alguna forma se estaba creando el jefe del Community manager, un profesional en estudiar el mercado, diseñar estrategias y aplicarlas.

El Community manager quedaba para seguir las instrucciones del social media manager. Además, se mantendría como el experto en comunicación y contenidos y capacitado para seguir un libro de estilo aprobado por la dirección ejecutiva.

Estas coincidencias y diferencias explican que en muchas situaciones estas dos ocupaciones, con distinto foco, se confundan o reafirmen sus funciones específicas.

El tamaño de una empresa y la capacidad en recursos humanos suele subrayar las diferencias.

Tareas y funciones de un social media manager

  • Es un experto en redes sociales y en las herramientas para su análisis y gestión de objetivos. No es el encargado directo de mantenerlas. Solo dirige la estrategia y realiza estudios para mejorar todas las métricas.
  • Define y segmenta el público que interacciona por medio de las redes sociales. Conoce la red social más apropiada para cada objetivo global de empresa. Sabe aprovechar las ventajas de una buena posición en una red social.
  • Analiza las fortalezas y debilidades de la competencia, así como cualquier factor del mercado que pueda influir en la audiencia. Establece los criterios de actuación para incrementar la cuota de mercado.
  • En el caso de aplicar objetivos globales y gestionar crisis en la red, lidera esos esfuerzos en colaboración con los expertos en comunicación.

Las estrategias del marketing de contenidos incluyen un plan de difusión de los mismos en las redes sociales.

Son varias y algunas tienen audiencias muy segmentadas por edad o nivel económico. No se deben dejar estas cuestiones a una automatización total.

Aquí entra la labor de los expertos para definir la forma óptima de abordar estas tareas. Tanto el Community manager como el social media manager aplican sus conocimientos en favorecer resultados provechosos para la firma.

El retorno rentable de las inversiones realizadas se aprecia numéricamente. Cuando el trabajo ha sido bien realizado casi siempre es por una labor de equipo.

  1. Social Media PR:

En la actualidad, la comunicación y relaciones públicas y las redes sociales se han entrelazado. Las relaciones públicas generalmente se enfocaban más en personas influyentes, como inversionistas, accionistas o socios comerciales, pero con el advenimiento de las redes sociales, estas personas están presentes en estas plataformas, que luego se pueden usar para propósitos de relaciones públicas.

Ya que las relaciones públicas y las redes sociales se utilizan para generar y mantener la confianza en la empresa y sus productos, es natural que los dos estén sincronizados.

Es una de las pruebas de que las redes sociales han cambiado las relaciones públicas. En muchos sentidos, es evidente el impacto que han causado en comunicación y relaciones públicas, como muestran los siguientes ejemplos:

  • Las relaciones públicas y las redes sociales se basan en la comunicación, pero las redes sociales, con sus mensajes en tiempo real, amplifican su mensaje, permitiendo que las relaciones públicas sean más fuertes e impactantes. El contenido publicado a través de comunicados de prensa, correos electrónicos y otros medios relacionados con las relaciones públicas puede vivir más tiempo, extenderse más rápido y llegar más lejos con la ayuda de las redes sociales.
  • Las redes sociales han permitido que las relaciones públicas lleguen a una audiencia mucho más amplia. Anteriormente, las relaciones públicas se dirigían a individuos específicos, como inversores y socios comerciales, pero las redes sociales han hecho que este grupo objetivo se amplíe para incluir a todas las personas vitales para el éxito de una empresa.
  • Las redes sociales han conseguido que las relaciones públicas sean más “amigables” para todas las partes interesadas de una empresa, lo que resulta en una nueva área de marketing llamada “marketing relacional”. Esto ayuda a las empresas a ser más cálidas, atractivas y accesibles, independientemente de su tipo o naturaleza seria.

Pero, si bien hay similitudes, también hay diferencias importantes entre la comunicación y relaciones públicas y las redes sociales.

La comunicación en las redes sociales tiene que ser diferente de la que se usa en las relaciones públicas. Las redes sociales están enviando mensajes conversacionales con el objetivo de influir en las ventas. Las empresas deben usar y ser consistentes con un tono particular cuando se involucran con su audiencia. Esta es la voz del negocio y cambiar esa voz puede resultar en la pérdida de confianza y de la audiencia.

Por su parte, en el caso de las relaciones públicas lo que se busca es enviar un mensaje sin que parezca influir en las ventas. Así que el tono y el enfoque son diferentes.

La audiencia de relaciones públicas interactúa con el contenido de manera diferente y generalmente de forma pasiva, mientras que la audiencia de las redes sociales es más atractiva e interactiva. Esto se debe a que las redes sociales son más bilaterales que las relaciones públicas, lo que a menudo se considera unilateral.

Es muy difícil determinar el retorno de la inversión de las actividades de relaciones públicas, pero el impacto en las redes sociales es medible, ya que existen varias métricas para cuantificar las actividades de marketing en las redes sociales.

  1. Social Media Metrics:

Las métricas de redes sociales son datos y estadísticas que te ofrecen información sobre el rendimiento del marketing de tus redes sociales.

Aunque algunas métricas de marketing de redes sociales son universales, también existen métricas específicas de plataformas que debes conocer. Además, algunos datos se calculan de manera diferente según la plataforma y las herramientas de métricas de redes sociales que estés utilizando. 

  1. Social Media Analyst:

Un analista de redes sociales es un profesional capaz de plantear problemas y soluciones de cara a los objetivos globales de la compañía, más allá de simplemente registrar los “me gusta” y los seguidores de una página Facebook o un canal YouTube.

Su función consiste en realizar un seguimiento constante de nuestra presencia en redes sociales. Para ello, tiene que comprender a fondo cómo utilizar las herramientas de análisis y monitorización de redes sociales para detectar, analizar e informar a quién toma decisiones estratégicas en nuestra empresa.

Un analista RRSS no sólo debe de seguir las menciones (positivas o negativas) que hacen los usuarios de nuestra marca. También tiene que estar al tanto de la demanda global del mercado en redes sociales.

¿Qué hace un Social Media Analyst?

  • Analiza las tendencias del mercado a través de los medios sociales.
  • Realiza informes sobre las diferentes comunidades y perfiles.
  • Evalúa y propone mejoras para la estrategia en social media.
  • Monitoriza y recoge información sobre: marca, productos, competencia y sector.
  • Evalúa las campañas de social media.
  • Planifica y mejora las prácticas de medición por proyecto.
  • Clasifica las consultas de los clientes para mejorar los sistemas de atención técnica.
  • Diseña herramientas de monitorización y métricas.
  • Analiza la reputación online.
  • Evalúa la calidad de la atención al cliente en medios sociales.
  • Realiza análisis sectoriales y comparativas con la competencia.
  • Mide y analiza los procesos de recomendación.

¿Qué distingue a un buen Social Media Analyst?

Los pequeños negocios pueden satisfacer sus necesidades contratando a un Community Manager con algo de espíritu analítico. Sin embargo, para las agencias y empresas con una presencia social importante, será necesario contratar a un experto en Social Media Analytics para mantenerse a flote en un océano de datos y determinar si nuestras redes sociales tienen un ROI que justifique la inversión que hacemos en ellas. 

  1. Social Media Designer:

El trabajo del Community Manager en las redes sociales debe ir bien acompañado por la labor de un buen diseñador gráfico que adecue las imágenes al medio social que nos interesa. El diseñador gráfico profesional es la persona que se encarga de representar de forma visual el mensaje.

No hay que olvidar que los trabajos del Community Manager en las redes sociales, de la estrategia del Social Media, de los fotógrafos y diseñadores gráficos deben ir de la mano, pues una buena estrategia de comunicación en las redes sociales comienza generando y compartiendo un contenido visual de calidad, que llame la atención y que logre incitar al público a una determinada acción frente a la competencia. 

  1. Inbound Marketing Specialist:

El Inbound Marketing Specialist se encarga fundamentalmente de diseñar la estrategia de inbound marketing global de la empresa o por unidad de negocio, con el objetivo de captar clientes dispuestos a comprar sus productos o servicios por Internet. Para ello, debe incrementar el tráfico hacia una página web específica, blog o cuenta social que contenga llamadas a la acción destinadas a la conversión.

¿Cuáles son las funciones del Inbound Marketing Specialist?

  • Lograr que el usuario se sienta atraído por productos o servicios de utilidad, pensados exclusivamente para sus necesidades e intereses.
  • Definir el cliente ideal parta dirigir las acciones de inbound marketing hacia una conversión segura.
  • Analizar el mercado segmentado y los ciclos de compra para cumplir con los objetivos corporativos, atrayendo potenciales clientes al ofrecerles productos específicos.
  • Cualificar leads, prestando especial atención a los contactos más dispuestos a efectuar una compra.

Formación que debe tener un Inbound Marketing Specialist

Para desarrollar esta profesión es preciso contar con un Máster en marketing Digital & Social Media o un Posgrado en Marketing Digital & Inbound Makreting, además de 2 a 5 años de experiencia en el campo profesional del marketing online. La formación permanente en nuevas plataformas y estrategias digitales es valorada para mantenerse al día con las últimas tendencias de captación de clientes.

Conocimientos y habilidades que debe tener un Inbound Marketing Specialist

Los profesionales de inbound marketing conocen a la perfección los modelos de atracción de tráfico empleando diferentes recursos online que puedan procesar su información para gestionarla en bases de datos, por lo que también deben saber cómo manejarlas. El dominio de CRM es imprescindible para administrar los registros almacenados en las bases de datos y lanzar estrategias de captación personalizadas, para lograr la conversión.

Quien se encarga de atraer usuarios, necesita comprender su comportamiento. Por ejemplo, cuanto tiempo pasa el potencial cliente en la página, qué botones llaman su atención, dónde es más propenso a clickear y otros aspectos generales de su desenvolvimiento en Internet. El posicionamiento de la página, blog o perfil social requiere conocimientos de SEO para lograr una buena ubicación en los motores de búsqueda.

Es imprescindible que conozca el funcionamiento de las redes sociales, así como el marketing de contendidos para lo cual se requiere experiencia en redacción de temas y herramientas destinadas a impulsar un sitio, blog o perfil. La implementación de llamadas a la acción mediante botones o indicaciones específicas es otro conocimiento requerido para efectuar la conversión. Se solicita, además capacidades analíticas aplicables a los negocios.

  1. UI/UX Designer:

¿Qué es un diseñador UX?

UX Designer el profesional que busca la forma fácil, intuitiva y amigable de solucionar un problema en función de los gustos, necesidades y opiniones de los usuarios de un producto o servicio. Nos referimos, por tanto, al encargado de diseñar la experiencia de un cliente de manera óptima.

Antes de continuar es importante diferenciar entre User Interface (UI) y User Experience (UX), dos disciplinas que habitualmente se confunden, probablemente por trabajar de la mano y por la similitud de sus acrónimos. La realidad es que UI se refiere a la creación de la interfaz, que puede ser gráfica o desarrollada principalmente con lenguajes como HTML, CSS o Javascript, mientras que UX se centra en la usabilidad, enfocándose en el análisis y las relaciones sociales.

El profesional que se encargue del UI se centrará en el diseño del producto, impactando en la primera impresión visual del usuario, algo que determina si nuestra web o aplicación es de su gusto, mientras que el encargado del UX se orienta en la usabilidad y facilidad de navegación, creando unas emociones y sensaciones determinadas al hacer uso de la interfaz. Otra forma de decirlo: el diseñador UI se encarga principalmente del aspecto visual de la interfaz, mientras que el UX se centra en garantizar que la navegación y acciones que realiza el usuario tengan coherencia el UI se encarga de decidir el recorrido del usuario mientras que el UX se centra en los procesos y acciones desencadenantes del uso.

Habilidades de un Diseñador UX 

En las manos del UX Designer recaen tareas tan importantes como la de crear experiencias que cubran las necesidades de los clientes, mejorar su percepción de la marca y crear un vínculo sólido con sus productos. Piensa por un momento en aplicaciones como Netflix o Spotify, herramientas como Google Sheets o Zapier y productos digitales como Google Home o Philips Hue. Te aseguramos que detrás de todos ellos hay un intenso trabajo de experiencia de usuario con el objetivo de volver fácil, intuitivo, eficiente y bonito el uso que haces de cada uno de ellos.

La creatividad, la empatía y la capacidad de escucha son algunas de las características más importantes que un buen UX Designer debe tener para empaparse del contexto del usuario, los procesos que acomete en su día a día y sus necesidades. Ser un buen observador también es básico para percatarse de aquellos detalles que se nos escapan a primera vista a la hora de hacer uso de una aplicación, sin dejar de lado las habilidades de negocio y de comunicación, siendo estas últimas imprescindibles. Trabajar la buena relación con el resto del equipo es esencial, así como investigar en todo lo referente a la usabilidad y aprender cada día sobre software.

La especialización de un Diseñador UX

En función del tamaño del equipo humano, es posible que un profesional en UX deba desarrollarse en un rol determinado. Uno de ellos es el de UX Researcher, quien se encarga de analizar a los usuarios y ayudar a entenderlos preguntándose quiénes son, analizando sus comportamientos y enfocándose en sus necesidades a través de la realización de entrevistas, encuestas e investigaciones. Los mapas de experiencia de usuario, las evaluaciones de usabilidad y los reportes de analíticas suelen ser sus proyectos principales.

El UX Writer, por su parte, es el responsable de conocer y definir la comunicación con el usuario, estudiando su lenguaje para aprender cómo debe hablar el producto para que conecte con el cliente. El tono y la estrategia de comunicación suelen ser tareas suyas, definiendo la estrategia de creación de contenido y su presentación al usuario.

Otra vía de especialización es la del Service Design, donde se busca crear o mejorar servicios existentes con el objetivo de volverlos más usables, útiles y apetecibles, así como más efectivos. Quienes se dedican a esta labor persiguen la meta de que tanto la empresa como los consumidores perciban que los servicios de la compañía son los mejores.

  1. Social Media Seo:

¿Qué es el SEO Social?

Es una integración de conocimientos de optimización y divulgación que conllevan a las empresas a tener una visibilidad mayor en los buscadores, a su vez que se hace más conocida entre los clientes.

El SEO Social, visto desde una óptica mayor, es la encargada de coordinar los canales de marketing online más importantes de la actualidad, como los son el marketing de contenidos, el posicionamiento en los buscadores, las redes sociales y el e-mail marketing.

El objetivo principal del SEO Social es conseguir impactos a partir de un contenido hallado en un sitio web bien optimizado para posteriormente difundirlo por las redes sociales.

Así se obtiene no solo un buen posicionamiento sino también grandes niveles de alcance, engagement, relevancia e influencias que hacen a la marca ser más conocida, atractiva y confiable.

¿Las redes sociales posicionan los sitios web en los resultados de búsqueda?

Quién mejor para responder a esta pregunta que el rey de los buscadores: Google.

Pero sucede que… Google reiteradamente ha negado a las redes sociales como factores de posicionamiento.

Lo que sí ha dejado entender es que, si bien no tienen una relación directa, sí poseen una correlación interesante que ayuda a impulsar la llegada al posicionamiento deseado.

Ayuda en el sentido en que para Google la difusión es de gran importancia, gracias a que permite promover la visibilidad entre los usuarios, por ende, entre los motores de búsqueda.

De igual modo, al difundirse la información, se generan posibilidades de permanencia por parte de los usuarios en el contenido y que las visitas por parte de diversas personas, sea recurrente.

Pero ojo aquí, las redes sociales sirven para Google en tanto a su capacidad difusora, pero el hecho de tener una cuenta abierta en algunas de ellas no es significativo para el posicionamiento, debido a que Google entiende a las redes sociales como páginas web independientes.

¿Cómo pueden ayudar las redes sociales a posicionar?

Ya vamos entendiendo que, para los buscadores, las redes sociales no cuentan con un beneficio relevante más allá del que podría tener cualquier otro sitio en internet.

Los motores de búsqueda investigan y evalúan los contenidos para determinar el orden en que aparecerán en los resultados.

En este sentido, podrías estar pensando que la forma en que podrías obtener un mejor resultado para tu blog o sitio web, sería a través de la elaboración de buenos contenidos en las redes sociales.

Sí y no.

Sí porque es claro que para que nuestras estrategias de marketing funcionen, debemos presentar por todos los medios de comunicación a los que tengamos acceso, información relevante y que solucione algún problema de nuestras personas.

Y no, porque las redes sociales, aunque deben comunicar con contenidos, tienen la función de ser medios de difusión y, al contar con buenos contenidos, quien recibirá la evaluación será la red y no nuestro sitio.

Bueno, pero no todo debe ser tan arbitrario. Para poder alcanzar un término medio y beneficioso, se ha creado el SEO Social.

Entonces, cambiando el rumbo de la situación: la difusión es fundamental para atraer la atención de los usuarios y, mientras más usuarios ingresen a los links comunicados en las redes sociales, Google apreciará más la redirección del contenido que se encuentra dentro del sitio o blog, para ordenar la posición de los resultados de búsqueda.

¿Qué nos queda de lección?

El primer paso es crear en nuestros sitios contenidos de calidad y optimizados para que los usuarios consuman e interactúen con ellos. Como es muy probable que estos se encuentren en las redes sociales, el segundo paso es acceder a las redes y promover los contenidos desde allí.

Conclusión: Las redes sociales no generan posicionamiento, pero sí ayudan como un impulso para alcanzar otros objetivos que bien que mal, se relacionan con las estrategias del SEO; es decir, con el posicionamiento de las búsquedas.

¿Por qué hacer SEO Social?

En resumidas cuentas, de lo expuesto en el punto anterior, hacer SEO Social es una estrategia muy valiosa que cuenta con las siguientes ventajas:

  • Aumenta la visibilidad online
  • Genera engagement del público
  • Mayores posibilidades de difusión de los contenidos
  • Proporciona mayor autoridad al sitio o blog difundido
  • Impulsa el volumen del tráfico de calidad al sitio o blog
  • Mejora los indicadores de relevancia

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí