La Tecnología RFID tiene por objetivo el almacenamiento y recuperación de datos remoto, cuya función principal es transmitir la información por ondas de radio entre una etiqueta y un terminal.

La diferencia principal de esta tecnología con el código de barras se centra en que no hace falta visión directa entre el lector y la etiqueta y, además, la lectura puede ser multi-etiqueta, no sólo de etiqueta a etiqueta.

¿Qué es RFID?

RFID es la Identificación por Radiofrecuencia (por sus siglas en inglés Radio Frequency Identification), es un método de almacenamiento y recuperación de datos que usa TAGs RFID. Un sistema RFID está basado en los siguientes elementos: tag, lector y software.

¿Cómo funciona la tecnología RFID?

Los sistemas RFID consisten básicamente en tres componentes: Antena, Transceiver (con decodificador) y un Transponder (normalmente llamado de RF Tag), este último es compuesto por una antena y un chip que, electrónicamente, es programado con una determinada información.

La antena emite una señal de radio activando el RFID Tag.  la antena servirá como el medio capaz de hacer el RFID Tag enviar la información al lector. Existen en diversos tamaños, cada configuración posee características diferentes, indicada cada una para un tipo de aplicación.

Componentes de un sistema RFID

Los componentes que participan en la tecnología RFID son cuatro: las etiquetas, los lectores, el software que procesa la información y los programadores:

  • Etiqueta RFID: permite almacenar y enviar información a un lector a través de ondas de radio. Coloquialmente suelen denominarse tags – que es el término en inglés.

La etiqueta RFID está compuesta por una antena, un transductor radio y un microchip (no presente en las versiones de menor tamaño). La antena es la encargada de transmitir la información que identifica a la etiqueta.

Las etiquetas actualmente tienen precios muy bajos (apenas unos céntimos de USD) y dimensiones de hasta 0,4 mm2, por lo que están preparadas para su integración en todo tipo de objetos.

  • Lector de RFID: se encarga de recibir la información emitida por las etiquetas y transferirla al middleware o subsistema de procesamiento de datos. Las partes del lector son: antena, transceptor y decodificador.

Algunos lectores incorporan un módulo programador que les permite escribir información en las etiquetas, si éstas permiten la escritura.

  • Subsistema de procesamiento de datos o middleware: es un software que reside en un servidor y que sirve de intermediario entre el lector y las aplicaciones empresariales. Se encarga de filtrar los datos que recibe del lector, de forma que al software sólo les llega información útil.
  • Programadores RFID: Los programadores RFID son los dispositivos que realizan la escritura de información sobre la etiqueta RFID, es decir, codifican la información en un microchip situado dentro de una etiqueta RFID. Para este caso, nos referimos a las impresoras.

 Tipos de RFID Tags

Cabe destacar que existen dos tipos de etiquetas RFID, que se diferencian básicamente por la forma de funcionamiento con respeto a la necesidad de utilización de fuente de energía.

Etiquetas RFID pasivos: Son aquellas que sólo se activan cuando reciben la señal de cercanía de un lector RFID, del cual captarán la energía necesaria que utilizan para su activación.

Etiquetas del tipo activo: También conocidas como etiquetas semi pasivas o semi activas, las cuales requieren de una alimentación independiente para funcionar, que por lo general es tomada de una batería interna que incluye la etiqueta.

Pasivas vs Activas: Debido a los costos de fabricación y comercialización, las etiquetas pasivas son las más utilizadas por el mercado actual, al carecer de batería interna, su valor es mucho más bajo que el de los tags activos.

Etiquetas RFID semi-pasivas: Este tipo de etiquetas posee una mezcla de características de los dos tipos anteriores. Por una lado, activa el chip utilizando una batería (como las etiquetas RFID activas) pero por otro, la energía que necesita para comunicarse con el lector, se la envía el propio lector en sus ondas de radio que al ser captadas por la antena de la etiqueta.

Ventajas de las tecnologías RFID

No precisa contacto visual: otras tecnologías son limitadas porque precisan una línea de visión directa entre el producto y el lector.

Lectura Automática: las etiquetas RFID pueden ser leídas automáticamente pasando por antenas, no exigiendo la intervención del hombre.

Lecturas simultaneas más rápidas: la tecnología RFID promete mayor velocidad de lectura, especialmente en operaciones de selección automática en cintas transportadoras con lectura de 500 a 1500 artículos por segundo.

Mayor capacidad de datos: las etiquetas RFID pueden ser grabadas con detalles del producto como lote, peso etc.

Capacidad de Grabación: las etiquetas RFID pueden ser grabadas con nuevas informaciones y actualizadas durante la cadena logística.

Base de datos portátil: las informaciones almacenadas en el chip de las etiquetas RFID dan origen a una base de datos portátil. 

Robustez: son resistentes al polvo, suciedad, agua, vibraciones y otras condiciones más severas.

Debido a las ventajas que presenta este tipo de sistema de identificación automática de las mercancías de forma individual, los expertos aseguran que en los próximos años el 95% de los productos mundiales viajarán acompañados de etiquetas del tipo RFID.

Beneficio de la Tecnología RFID

La tecnología RFID se ha dirigido principalmente al sector logístico (almacenamiento, distribución, etc.) y al sector de la defensa y seguridad, no obstante los beneficios que proporciona se extienden a otros campos relacionados con la identificación de procesos:

  • Permite un gran volumen de almacenamiento de datos mediante un mecanismo de reducidas proporciones.
  • Automatiza los procesos para mantener la trazabilidad y permite incluir una mayor cantidad de información a la etiqueta, reduciendo así los errores humanos.
  • Facilita la ocultación y colocación de las etiquetas en los productos (en el caso de las etiquetas pasivas) para evitar su visibilidad en caso de intento de robo.
  • Permite almacenar datos sin tener contacto directo con las etiquetas.
  • Asegura el funcionamiento en el caso de sufrir condiciones adversas (suciedad, humedad, temperaturas elevadas, etc.).
  • Reduce los costes operativos ya que las operaciones de escaneo no son necesarias para identificar los productos que dispongan de esta tecnología.
  • Identifica unívocamente los productos.
  • Posibilita la sencilla de la información almacenada en la etiqueta en el caso de que ésta sea de lectura/escritura.
  • Mayor facilidad de retirada de un determinado producto del mercado en caso de que se manifieste un peligro para la seguridad.
  • Posibilita la reescritura para así añadir y eliminar información las veces deseadas en el caso de que la etiqueta sea de lectura/escritura (a diferencia del código de barras que sólo se puede escribir una vez).
  • Mejora la toma de decisiones estratégicas
  • Mejora la productividad y la eficiencia de los empleados 

Campos de Funcionalidad y aplicación

  • Registro de la mercancía a su llegada al almacén
  • Gestión de inventario
  • Actualización inventario y disponibilidad en tiempo real
  • Control de Activos
  • Control de Neumáticos
  • Trazabilidad de medicamentos
  • Control de Vehículos
  • Control de Mantenimiento
  • Validación simultánea y comparación con el albarán
  • Control de Pallets
  • Control de Empaques
  • Control de Retornables
  • Control de Cilindros de Gas.
  • Inspección de productos defectuosos
  • Reporte automáticos de errores
  • Automatización de picking
  • Control de Peaje
  • Control de Producción
  • Control de Animales
  • Control de Armas de Fuego
  • Transporte de mercancía 

Control de Trazabilidad con RFID

Hoy en día, resulta vital para todo fabricante proporcionar información completa y veraz sobre la historia de cada artículo. Conocer en todo momento el: Qué, Cuándo, Dónde y Porqué de cualquier producto en la cadena de suministro y cuando sea necesario, no siempre puede resultar una tarea fácil, según el sistema de control logístico que implemente.

  • Grabar en cada producto datos completos de su fabricación, según las normativas vigentes.
  • Etiquetar de forma inteligente cada envase y embalaje para conocer la rotación del producto, dónde está y durante cuánto tiempo.
  • Modificar, si fuera necesario, la información contenida en la etiqueta inicial.
  • Consultar datos e informaciones en tiempo real, sin importar en qué proceso se encuentre y los movimientos que haya tenido.
  • Compartir esos datos con el ERP o terceros.

Gracias a la Tecnología RFID trazará la cadena de suministro de un artículo en concreto, empezando por la impresión y/o grabación de datos en una etiqueta inteligente o Tag. Al mismo tiempo, deberá etiquetar de forma correcta cada envase o embalaje en el que se incluya el artículo, de tal forma que pueda ver, en todo momento, donde ha estado, durante cuánto tiempo y los pasos que ha seguido hasta llegar al usuario final.

En los próximos años la tecnología RFID reemplace a otros tipos de procedimientos para la identificación automática de artículos, incluso que llegue a utilizarse en diversos ambientes más allá del sistema empresarial.

La tecnología RFID posee una serie de características que la convierten en la mejor alternativa frente a otros tipos de sistemas de identificación, como por ejemplo los tan popularmente conocidos códigos de barra. 

Asimismo, si el sistema RFID se encuentra combinado con otras tecnologías, tales como sistemas de localización, videocámaras y otros elementos relacionados con la vigilancia, se convierte en una herramienta más que útil para prevenir el robo en las tiendas de venta. 

El sistema RFID es actualmente la manera más inmediata y precisa que puede utilizarse para identificar y localizar de forma automática cualquier tipo de producto, acelerando los tiempos disponibles de las compañías y sus sectores, a través de un mejor desenvolvimiento y rapidez en la cadena de abastecimiento.

Con la tecnología RFID, el personal encargado de las reposiciones en los almacenes de la empresa logra conocer con exactitud y en tiempo real cuándo es necesario reponer determinado artículo o materia prima, e incluso señalar cuando un producto se halla mal colocado, mejorando de esta manera la gestión integral de almacenes. 

De esta misma forma, las etiquetas RFID permiten conocer cuándo ha sido sustraído algún producto, y ofrece la posibilidad de conocer dónde se encuentra localizado el mismo.

Por otro lado, las etiquetas RFID permiten a las empresas enfrentar la problemática de las posibles falsificaciones de productos propios, punto fundamental para industrias tales como la farmacéutica, evitando así los posibles perjuicios que pueda llegar a sufrir la marca debido a artículos falsificados.

Estas son algunas de las ventajas que ofrece la tecnología RFID de identificación automática, que si bien, aún no se ha convertido en el sistema más popular, no es arriesgado asegurar que en un futuro cercano se convertirá en la tecnología más utilizada no sólo por las grandes empresas, sino también por las Pymes y comercios minoristas.

Esta proyección ha surgido debido la evaluación del comportamiento y las funcionalidades que brinda la tecnología RFID en el sector productivo. Las grandes ventajas de las etiquetas RFID residen en su formato delgado y flexible, prácticamente irrompible, y en el extenso espacio de almacenamiento de información que brindan, gracias a la utilización de chips con diferentes capacidades de memoria.

Resumiendo todo lo dicho hasta aquí, podemos decir que la principal ventaja del uso de sistemas RFID es realizar la lectura sin el contacto y sin necesitar de una visualización directa del lector. De esta forma podríamos, por ejemplo, colocar el RFID Tag dentro de un producto y realizar la lectura sin tenerlo que desempaquetar, como así también aplicar el Tag en una superficie que será posteriormente cubierta de tinta o grasa.

 

Autor:

Ing. Arcadio Henríquez, MBA

Consultor y Experto en Logística

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí